Foto Del D铆a 馃寔

Cristo de la Habana El Cristo de La Habana

Una curiosa promesa promovi贸 la creaci贸n y emplazamiento del Cristo en una colina en La Caba帽a: luego del聽asalto al Palacio Presidencial聽el聽13 de marzo聽de聽1957聽para ajusticiar al dictador聽Fulgencio Batista, la primera dama, en un acto de desesperaci贸n, prometi贸 erigir una imagen de Cristo que pudiera ser divisada desde cualquier rinc贸n de la ciudad si su esposo escapaba con vida.

Entonces fue lanzada la convocatoria al concurso El Cristo de La Habana, y en la capital se cre贸 un Patronato con el prop贸sito de recaudar fondos para sufragar la ejecuci贸n del proyecto que resultara ganador. La entonces Primera Dama,聽Martha Fern谩ndez Miranda, encabez贸 la colecta que finalmente pudo reunir 200 000 pesos.

Jilma Madera, escultora cubana, present贸 su boceto al certamen y, sin esperarlo, triunf贸. Para esculpirlo no emple贸 ning煤n modelo, sino que se inspir贸 en su ideal de belleza masculina: ojos oblicuos, labios pulpusos, en sinton铆a con el mestizaje racial en este pedazo del mundo.

Existe la creencia, de que la escultora, m谩s que en su prototipo de hombre, se inspir贸 en aquel con quien estuvo ligada sentimentalmente y que dej贸 una huella.

鈥 Segu铆 mis principios y trat茅 de lograr una estatua llena de vigor y firmeza humana. Al rostro le imprim铆 serenidad y entereza como para dar alguien que tiene la certidumbre de sus ideas; no lo vi como un angelito entre nubes, sino con los pies firmes en la tierra.鈥 Jilma Madera

Comenzaron largas discusiones sobre la altura que deb铆a tener la figura, pretend铆an hacerlo de 35 metros de alto; es decir, tres m谩s que el聽Cristo Redentor, de R铆o de Janeiro, Brasil, emplazado en la cima del Corcovado, que tiene 710 metros de altura, a ello se opuso abiertamente la escultora a pesar de que iba en detrimento de sus honorarios porque, desde el punto de vista art铆stico, habr铆a sido un desastre teniendo en cuenta la poca elevaci贸n de la colina de La Caba帽a. Por 煤ltimo, luego de varios debates, fue aceptada la propuesta de 20 metros de alto.

Su modelo en yeso, de tres metros, estaba bien proporcionado para poder agrandarlo oportunamente y llevarlo a las dimensiones definitivas.

#FotoDelDia